CRÓNICAS DE INTERCAMBIO

Cuando pienso que nos encontramos entre 8.000 a 12.000 metros de altura en un globo metálico -al cual llamamos coloquialmente avión- , con una temperatura externa que puede oscilar entre los treinta y los sesenta grados bajo cero, caigo en la cuenta que el esperado intercambio a Dinamarca ha comenzado.