¿Qué sociedad puede construirse desde la desconfianza y el miedo?
Introduce aquí el subtítular

EDITORIAL


     En este segundo número de la revista Alárbol hemos querido inspirarnos en los procesos de cambio, migración y diversidad.

    Conviene tener en mente que, para nuestro caso particular, nos rige una ley de migraciones hecha en plena dictadura (1975) y que fue ideada con el objetivo de catalogar al otro como posible amenaza en vez de en la inclusión y el respeto. Pero, ¿qué sociedad puede construirse desde la desconfianza y el miedo? ¿Cómo podríamos crecer si no reconocemos el valor intrínseco de lo diferente?

   Consideramos positiva la pluralidad debido a la constante retroalimentación que se da al desarrollarse relaciones horizontales, lo que permite ubicarse, conocer y aprender de la particularidad de cada espacio.

    Al llevarse a cabo esta dinámica, a su vez, se logra reconstruir el proceso de identidad del sitio al que uno se integra, a crecer dentro de él, en un lugar determinado con un aquí y un ahora.

   Creemos que los intercambios, el rescate de la memoria y las experiencias sobre las diversas culturas, costumbres e ideologías son extremadamente valiosos en cuanto al rescate que hacen del otro, por lo que queremos compartirlos en este segundo número de una revista que recién comienza.